Cultura Organizacional
Enfocada Hacia la Excelencia
1 julio, 2021 por
Edición Infotools

Cultura organizacional: enfocada hacia la excelencia

Todas las empresas están constantemente en la búsqueda del éxito y de los colaboradores adecuados para alcanzarlo. En este contexto, la cultura organizacional desempeña un papel vital para alcanzar el objetivo.

Se trata de los principios fundamentales que conforman e identifican la personalidad de las organizaciones. Además, asienta las bases de sus procesos, la actitud de su talento humano actual y una clave sólida para captar nuevos miembros del equipo.

Hablamos de la personalidad propia de las empresas producto de la forma de ser, hacer y pensar de las personas que la conforman. Es decir, equipos de trabajo, supervisores, gerentes, ejecutivos, accionistas y demás personas que la integran. 

En este post, te invitamos a conocer más sobre este tema.

¿Qué es la cultura organizacional?


 
 


Las empresas están conformadas por personas con distintas formas de ser, hacer y pensar. Sin embargo, la cultura organizacional debe definir valores para unificar y crear una personalidad propia que la identifique y fortalezca su imagen.

Ahora bien, toda empresa antes de comenzar a trabajar en su identidad debe tener claro ¿qué es la cultura organizacional? Deben hacerlo para poder extraer de ella sus propias conclusiones y, a partir de ahí, comenzar a construirla.

También conocida como cultura corporativa, es el cúmulo de actitudes, creencias, costumbres, hábitos, valores, tradiciones e interacciones sociales. Todas estas corresponden y son aportadas cada día por cada persona que la integra.

Adicionalmente, integran las normas formales e informales, escritas y no escritas. Pero que orientan la conducta del talento humano de la empresa y dan sentido a sus acciones. Finalmente, los impulsa a alcanzar los objetivos organizacionales.

De igual modo, funcionan suficientemente bien y, por lo tanto, son consideradas válidas y pertinentes para ser enseñadas y compartidas con nuevos talentos. 

Es una guía que muestra la forma correcta de percibir, pensar, sentir y actuar en cada proceso.

Esto último incluye la psicología de la organización, los métodos de desempeño; asimismo el modo de relacionarse con el resto de los integrantes de la empresa y cómo crear valor.


Los valores empresariales y el comportamiento de sus equipos de trabajo conforman la base de la cultura de las organizaciones.


Importancia de la cultura organizacional

Cultura organizacional: importancia y componentes básicos


Foto por Piqsels en Piqsels. Licencia CC0.


La cultura organizacional es una pieza clave y fundamental para: 

  • Determinar cómo funciona una empresa a través de sus estrategias, estructuras y sistemas.

  • Definir cómo su talento humano se identifica con ella y mantiene conductas positivas que comparten entre ellos y con los clientes.

  • Definir la marca.

  • Lograr que los consumidores la identifiquen con facilidad y 

  • Alcanzar el éxito.

Para los líderes de las grandes empresas esta psicología corporativa tiene un papel clave en el desempeño de sus equipos de trabajo. En consecuencia, es importante en el éxito de las organizaciones por las siguientes razones:

  • Permite a los equipos de trabajo conocerse y tener un rumbo claro.

  • Ayuda a las empresas a contratar talento humano que se identifica con ellas y comparte sus valores.

  • Diferencia a las organizaciones de sus competidores, por encima de las características y precios de los productos y/o servicios.

  • Es la espina dorsal de las empresas, ya que está presente en todos sus procedimientos, funciones, acciones y el comportamiento de cada uno de sus miembros.

  • Contribuye a que el talento humano se identifique con los propósitos estratégicos de la compañía. Adicionalmente, se conviertan en embajadores de la marca.

  • Facilita la detección de problemas e inconvenientes, así como encontrar soluciones ágilmente.

  • Aumentar el interés de profesionales competentes en trabajar para la organización y hace más fácil el proceso de captar talento humano. Es decir, aumenta el éxito del employer branding de la empresa en el mercado.

  • Es un factor clave en el aumento de la satisfacción y la motivación en el trabajo. 

Con todos estos aspectos y elementos a favor, sin duda es latente la importancia que tiene la cultura para las organizaciones exitosas. Trabajar y cuidar la cultura cada día, tiene un impacto positivo en los resultados.


Fomentar la cultura organizacional a través de historias, rituales, comunicación, compromiso de la dirección, dinámica de empresa y eventos corporativos hará que el talento humano la transmita entre ellos, clientes y proveedores.


Componentes básicos


Cultura organizacional: como establecerla en la empresa

Foto de fauxels en Pexels. Licencia CC0.


Existen 4 componentes básicos que permiten el buen funcionamiento de la cultura organizacional y se manifiestan a través de sus colaboradores. Es decir, al momento de realizar sus tareas, interactuar entre ellos y aportar soluciones a las crisis.

El alcance de estos componentes tiene un impacto significativo en los procesos y los productos. También, en la atracción y retención del talento y, por supuesto, en la gestión. Veamos cuáles son:

Las normas escritas de la organización

Se trata de las pautas, normativas y principios establecidos por la empresa; corresponden a todos los aspectos que la conforman y la integran. En general, se refieren a:

  • Salario. Incluye incentivos, aumentos salariales, planes de carrera y similares.

  • Código de conducta. Se refiere a todos los tipos de comportamientos establecidos, las formalidades en cada espacio de trabajo y reuniones, incluso el vestuario.

  • Procedimientos operativos. Los métodos de producción, como Lean o Agile, contribuyen a definir la cultura organizacional

  • Misión y visión. Es fundamental establecer a dónde quiere llegar la empresa y el camino que debe seguir para lograrlo.

Estructura de poder o tipo de liderazgo

Este es otro de los elementos que sin duda ayuda a definir con claridad la psicología corporativa. Se refiere específicamente a quién lidera, cómo lo hace, los sistemas y plataformas que utiliza la cadena de mando.

En este particular la estructura organizacional ayuda al talento humano a visualizar la composición de la empresa; además, la disposición de cada rol de trabajo.

Las relaciones

Incluye las interacciones laborales y sociales entre todos los equipos de trabajo del mismo nivel; igualmente los de los niveles más altos y el liderazgo. 

Asimismo, las relaciones con los clientes y proveedores, determina cómo perciben a la empresa. 

Las interacciones definen el clima organizacional y los canales de comunicación bidireccionales son la clave para que tengan éxito. Cuidarlas e incluso favorecerlas es fundamental para una cultura organizacional saludable.

Los valores

Este punto es quizás el elemento clave de la cultura corporativa. Se trata de una guía que considera las dinámicas sociales internas y externas, la forma de expresarse y el compromiso.


Existen 4 tipos de cultura organizacional: colaborativa, creativa, de control y competitiva, todas estas con base en los 4 componentes básicos que la conforman. 


¿Cómo establecer una cultura organizacional?


 
 

Toda la estrategia necesaria para establecer o implementar la cultura organizacional debe seguir una serie de pasos para ser exitosa:

  1. Crear un equipo de trabajo. Responsable de crear, mejorar o cambiar la cultura corporativa.

  2. Definir objetivos. Para poder comprobar y medir el éxito del proyecto.

  3. Definir los valores. Que identifican a la empresa, lo que hace, en lo que cree y en lo que quiere conseguir.

  4. Identificar y contratar al talento humano. Que se identifique y se ajuste a la cultura creada.

  5. Invertir en la marca. Comunicar interna y externamente como es la cultura corporativa que identifica a la empresa.

  6. Reforzar la marca y la imagen corporativa. A través de cursos de formación, viajes y otros elementos motivacionales.

  7. Medir el resultado de la estrategia. Para comprobar si el talento actual está motivado, así como si se está atrayendo al correcto.

Conclusión

Una buena cultura basada en valores y normas pertinentes impulsa a sus colaboradores a identificarse con ella y adoptar conductas positivas. 

Gracias a eso, el talento humano incrementa su productividad y fortalece la imagen de la empresa. Actualmente, es fundamental para las organizaciones diseñar estructuras flexibles al cambio y generar condiciones para fortalecer la cultura.

El resultado, pueden ser equipos de alto desempeño, con una amplia inclinación hacia la innovación e impacto positivo en los resultados. 

Por estas razones, la cultura organizacional es indispensable y un elemento estratégico en la visión de negocio.


Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Control Presupuestal

Software de Gestión de Proyectos

Automatización de procesos


Edición Infotools
1 julio, 2021
COMPARTE ESTE post

Últimas Publicaciones

Archivar